Playa Astillero – Refugio Vida Silvestre Río Escalante-Chacocente

LUGARES DE INTERÉS PLAYA ASTILLERO – REFUGIO VIDA SILVESTRE RíO ESCALANTE-CHACOCENTE



Playa Astillero – Refugio Vida Silvestre Río Escalante-Chacocente

Uno de los principales pueblos de pescadores del municipio de Tola, se encuentra en su extremo norte. El acceso aquí es complicado sin coche propio tal vez eso ha hecho que no haya muchos lugares en los que hospedarse o comer.

Sin embargo la playa es una joya natural, en ella llegan tortugas a desovar y es el pueblo que precede el Refugio de Vida silvestre de Río Escalante- Chacocente, al que se puede llegar caminando 7 km por la playa desde Astillero o en 4×4 en caso de tenerlo.

sanjuan_laflor

El Refugio de Vida Silvestre Rio Escalante-Chacocente, declarado refugio en el año 1983, se extiende desde por el departamento de Carazo en su mayor extensión y en menor proporción en el departamento de Rivas, específicamente en territorio del municipio de Tola. Tiene una extensión de 12 kilómetros entre los cuáles encontramos una de las nueve playas en todo el mundo donde se produce un auténtico espectáculo de la naturaleza. La llegada masiva de tortugas que se dirigen a la playa para depositar sus huevos. Las tortugas que llegan son de las diversidades paslamas, tora o baula, carey y torita que está en peligro de extinción.

Las tortugas se dirigen a la playa normalmente en luna cuarto menguante o nueva, y no es posible predecir las fechas exactas de su llegada. A lo largo de una temporada pueden producirse unas 7 arribadas, 2 de las cuáles son más masivas, y en cada arribada se calcula que pueden llegar hasta 15.000 tortugas en las arribadas masivas y unas 3.000 en arribadas menores.

Estudios realizados afirman que las tortugas buscan exactamente el mismo punto cada año para poner sus huevos. El proceso de incubación de los huevos es unos 45 a 55 días, posteriormente los tortuguillos emergen de la arena para llegar hasta el agua.

Todo el proceso está vigilado y contralado por autoridades locales y nacionales para evitar el robo de huevos y tortugas por parte de los furtivos, ya que su comercialización, a pesar de estar prohibida no deja de ser parte de una alternativa económica de subsistencia de muchas familias de la zona.

A parte de las tortugas dentro del refugio podemos observar uno de los últimos reductos de bosque tropical seco y una gran variedad de fauna, donde destacan la diversidad de aves.

La entrada cuesta 5$ y los servicios de un guía local unos 3$. Dentro del Refugio se ofrece servicio de hospedaje que oscila entre los 15$ hasta los 50$. También es posible encontrar servicios de comida y tours organizados dentro del refugio.